fbpx

Enfermedad de Parkinson: posibles tratamientos

Clínica de neurocirugía - Clínica de neuro - Dr. Roberto riestra -neurologo – cirugía de cerebro - cirugia cerebral - enfermedad de parkinson

La enfermedad de Parkinson es una enfermedad crónica y progresiva que pertenece a un grupo de afecciones conocidas como trastornos del movimiento. Los primeros síntomas pueden ser leves, pero se van agravando con el tiempo. enfermedad de Parkinson, sintomas de enfermedad de Parkinson, enfermedad de Parkinson tratamiento, dr roberto riestra castañeda

Enfermedad de Parkinson

Es un trastorno degenerativo del sistema nervioso central que pertenece a un grupo de afecciones conocidas como trastornos del movimiento. Es a la vez crónica, es decir, que persiste durante un extenso período de tiempo, y progresiva, lo que significa que sus síntomas empeoran con el tiempo. A medida que las neuronas en partes del cerebro se deterioran o mueren, se puede empezar a notar problemas con el movimiento, temblores, rigidez en las extremidades o en el tronco, o problemas de equilibrio. Al volverse estos síntomas más pronunciados, las personas pueden tener dificultad para caminar, hablar o completar otras tareas sencillas.

Causas

Se desconoce la causa exacta de la enfermedad de Parkinson, aunque algunos casos son hereditarios y se pueden deber a mutaciones genéticas específicas. Sin embargo, la mayoría de los casos son esporádicos, lo que quiere decir que la enfermedad generalmente no es hereditaria. Se cree que la enfermedad de Parkinson probablemente es el resultado de una combinación de susceptibilidad genética y exposición a uno o más factores ambientales desconocidos que desencadenan la enfermedad.

Algunos de los factores que parecen influir en la Enfermedad de Parkinson son los siguientes:

  • Genética

    Los investigadores han identificado mutaciones genéticas específicas que pueden causar enfermedad de Parkinson o aumentar el riesgo de padecerla. Sin embargo, estas son poco comunes, salvo algunos casos en que muchos miembros de la familia padecen enfermedad de Parkinson.

  • Desencadenantes ambientales

    La exposición a ciertas toxinas o factores ambientales puede aumentar el riesgo de tener la enfermedad de Parkinson en el futuro, pero el riesgo es relativamente menor.

Síntomas

Algunas neuronas en el cerebro se descomponen o mueren gradualmente. Muchos de los síntomas obedecen a una pérdida de las neuronas que producen dopamina, una especie de mensajero químico en el cerebro. Cuando los niveles de dopamina disminuyen, se genera una anomalía en la actividad cerebral, lo que causa los síntomas de la enfermedad de Parkinson.

Los signos y síntomas pueden ser diferentes para cada persona. Los primeros signos pueden ser leves y pasar desapercibidos. A menudo, los síntomas comienzan en un lado del cuerpo y usualmente continúan empeorando en ese lado, incluso después de que los síntomas comienzan a afectar a ambos lados.

Temblores

Un temblor, o sacudida, generalmente comienza en una extremidad, a menudo en la mano o los dedos. Tu mano puede temblar cuando está en reposo.

Movimiento lento

Con el tiempo, la enfermedad puede retardar tu movimiento, haciendo que las tareas simples sean difíciles y lleven más tiempo.

Rigidez muscular

La rigidez muscular puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo. Los músculos rígidos pueden ser dolorosos y limitar tu posibilidad de movimiento.

Pérdida de los movimientos automáticos

Es posible que tengas una capacidad reducida para realizar movimientos inconscientes, como parpadear, sonreír o balancear los brazos cuando caminas.

Alteración de la postura y el equilibrio

La postura puede volverse encorvada o puedes tener problemas de equilibrio como consecuencia de la enfermedad de Parkinson.

Cambios en el habla y escritura

Puedes hablar suavemente, rápidamente, insultar o dudar antes de hablar, tu discurso puede ser más monótono. Puede resultarte más difícil escribir y tu letra puede parecer pequeña.

Diagnóstico

Actualmente no existen pruebas de sangre o de laboratorio que diagnostiquen la enfermedad de Parkinson. Por ello, el diagnóstico se basa en la historia clínica y en un examen neurológico. A veces los médicos piden estudios de imágenes cerebrales o pruebas de laboratorio con el fin de descartar otros trastornos, como tomografía computarizada e imágenes por resonancia magnética. Ya que muchas otras enfermedades tienen características similares, es fundamental hacer un diagnóstico preciso para que las personas puedan recibir el tratamiento adecuado.

Tratamiento

La enfermedad de Parkinson se puede tratar con medicamentos que comprenden tres categorías: la primera categoría incluye medicamentos que incrementan el nivel de dopamina en el cerebro; la segunda afecta a otros neurotransmisores en el organismo con el fin de aliviar algunos síntomas de la enfermedad; y la tercera categoría incluye medicamentos que ayudan a controlar los síntomas no motores de la enfermedad, o sea, los síntomas que no afectan el movimiento.

Los estudios en las últimas décadas han llevado a grandes progresos en las técnicas quirúrgicas y la cirugía vuelve a considerarse para las personas con Parkinson para quienes la terapia medicamentosa ya no es suficiente. Estas cirugías son:

  • Palidotomía y talamotomía

    La cirugía de lesión más común es la palidotomía. En este procedimiento, el cirujano destruye selectivamente una porción del cerebro llamada globo pálido. La palidotomía puede mejorar los síntomas de temblor, rigidez y movimiento lento. Algunos estudios también han encontrado que la palidotomía puede mejorar la marcha y el equilibrio y reducir la cantidad de levodopa que necesitan las personas. Otro procedimiento, llamado talamotomía, implica la destrucción quirúrgica de parte del tálamo. Este enfoque se usa principalmente para reducir el temblor.

  • Estimulación cerebral profunda

    La estimulación cerebral profunda usa un electrodo que se implanta quirúrgicamente en el cerebro, para estimularlo de forma indolora de tal manera que ayuda a bloquear las señales que causan muchos de los síntomas motores de la enfermedad. La estimulación cerebral profunda puede usarse en uno o ambos lados del cerebro. Si se usa en un lado solamente, afectará los síntomas en el lado opuesto del cuerpo.

Clínica de neurocirugía - Clínica de neuro - Dr. Roberto riestra -neurologo – cirugía de cerebro - cirugia cerebral -
NEURÓLOGO
Dr. Roberto Riestra

Conoce al médico especialista que puede tratarte.

Clínica de neurocirugía - Clínica de neuro - Dr. Roberto riestra -neurologo – cirugía de cerebro - cirugia cerebral -
NEURÓLOGO

Dr. Roberto Riestra

Conoce al médico especialista que puede tratarte.

Bibliografía

    • Michael J. Fox, M. (2016, 20 diciembre). Enfermedad de Parkinson: Esperanza en la investigación: National Institute of Neurological Disorders and Stroke (NINDS). Recuperado 10 mayo, 2019, de https://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/parkinson_disease_spanish.htm
    • Enfermedad de Parkinson – Síntomas y causas – Mayo Clinic. (2018, 20 noviembre). Recuperado 10 mayo, 2019, de https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/parkinsons-disease/symptoms-causes/syc-20376055
    • Catalan, M. J., & Del Alamo, A. R. (2016, 23 junio). Definición de la enfermedad de Parkinson – Asociación Parkinson Madrid. Recuperado 10 mayo, 2019, de https://www.parkinsonmadrid.org/el-parkinson/el-parkinson-definicion/
Categories : Enfermedades cerebrales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *